El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró este viernes que esperan que la pandemia del coronavirus termine en «menos de dos años» y alertó que una vacuna no acabará con el virus por sí sola.

El líder de la OMS aseguró que, incluso si se tiene una vacuna, no acabará con la pandemia por sí sola. Se debe aprender a controlar y administrar este virus utilizando las herramientas que existen ahora, y hacer los ajustes necesarios en la vida diaria para mantenerse a salvo. 

En el mundo, ahora hay más de 22 millones de casos reportados de la covid-19 y 780.000 muertes

“Pero no es solo el número de casos y muertes lo que importa. En muchos países, el número de pacientes que necesitan hospitalización y atención avanzada sigue siendo elevado, lo que ejerce una enorme presión sobre los sistemas de salud y afecta la prestación de servicios para otras necesidades de salud”, explicó Tedros Adhanom. 

De acuerdo con la OMS, varios países de todo el mundo están experimentando nuevos brotes después de un largo período con poca o ninguna transmisión. “Estos países son una advertencia para aquellos que ahora están viendo una tendencia a la baja en los casos”. 

Y es vital que los países puedan identificar y prevenir rápidamente los clusters, para prevenir la transmisión comunitaria y la posibilidad de nuevas restricciones. “Ningún país puede aguantar esto hasta que haya una vacuna”, dijo el director de la organización. 

Los denominados bloqueos permitieron a muchos países suprimir la transmisión y aliviar la presión sobre sus sistemas de salud, pero no son una solución a largo plazo para ningún país. 

No se necesita elegir entre vidas y medios de subsistencia, o entre salud y economía. Esa es una elección falsa”, dijo Tedros. 

La OMS se comprometió a trabajar con todos los países para pasar a una nueva etapa de apertura de sus economías, sociedades, escuelas y empresas de forma segura

“Para hacer eso, todas las personas deben participar. Cada persona puede marcar la diferencia. Cada persona, familia, comunidad y nación debe tomar sus propias decisiones, en función del nivel de riesgo en el que vive”, manifestó. 

Según Adhanom Ghebreyesus, a lo largo de la historia, los brotes y las pandemias han cambiado las economías y las sociedades, y este caso no será diferente

Pues, en particular, la pandemia ha dado un nuevo impulso a la necesidad de acelerar los esfuerzos para responder al cambio climático. “La pandemia ha permitido vislumbrar el mundo como podría ser, cielos y ríos más limpios”, añadió. 

En mayo, la OMS publicó el «Manifiesto para una recuperación verde y saludable», con seis tipos de políticas para proteger la naturaleza, invertir en agua y saneamiento, promover sistemas alimentarios saludables, hacer la transición a la energía renovable, construir ciudades habitables y detener los subsidios a los combustibles fósiles

En julio, le agregó «acciones» para cada una de estas prescripciones de políticas, proporcionando 81 pasos concretos para que los responsables de la formulación de estas “construyan un mundo más saludable, más justo y más verde”. 

Desde entonces, más de 40 millones de profesionales de la salud de 90 países han enviado una carta a los líderes del G20 para pedir una recuperación saludable de la covid-19, y se han visto muchos ejemplos de países que actúan para proteger vidas, medios de vida y el planeta del que dependen”, puntualizó.