El gobierno australiano está buscando a alguien que cuide de Low Isles, una pequeña isla de 2 kilómetros cuadrados, ubicada a 15 kilómetros, aproximadamente, de la costa de Port Douglas, dentro del Parque Marino de la Gran Barrera de Coral, y que no tiene ningún habitante, ya que solo recibe turistas y amantes del buceo.

El guardián del lugar se escogerá por medio de un proceso de licitación basado en la meritocracia. Además, la persona escogida trabajará y residirá a tiempo completo en la apartada isla.

La autoridad del Parque Marino de la Gran Barrera de Coral designa a los cuidadores de esta isla sostenible para garantizar que se mantengan sus valores naturales y patrimoniales. 

«Mantener una isla es un trabajo duro y vivir en una isla remota significa limitar el uso de electricidad y agua, lo que puede no ser adecuado para todos», dijo el subdirector de las autoridades del parque, el doctor Mark Read.

En el comunicado de aplicación, Read explica que los cuidadores juegan un papel importante en la protección, preservación y educación de los valores de la isla.

«Los cuidadores están involucrados en todo, desde el mantenimiento de los edificios y la infraestructura, incluido el sistema de energía solar y el sistema de tratamiento de alcantarillado, el enlace con los operadores turísticos, la limpieza de los baños, el manejo de las malas hierbas y los trabajos de jardinería, y el conteo de poblaciones de aves, como las palomas imperiales de varios colores».

Según el oferta, los solicitantes deben estar dispuestos a dedicarse de todo corazón al mantenimiento de Low Isles, incluso si eso significa limitar el uso de electricidad y agua.

«Buscamos personas apasionadas por la sostenibilidad y el patrimonio natural, con experiencia en el mantenimiento de la infraestructura y que no tengan miedo de ensuciarse las manos y vivir de forma remota», aseguró Read.

Si está interesado debe aplicar aquí antes de las 3 de la tarde del 25 de septiembre de 2020.