En un nuevo capítulo del proceso de reorganización de la aerolínea colombiana Avianca en una Corte de Nueva York, se conoció hoy que consiguió recursos frescos que le permitirán reemplazar parte del préstamo anunciado por el Gobierno de Colombia por hasta US$370 millones.

De acuerdo con lo anunciado, en la nueva estructura de financiamiento que se presentó ante la Corte para su aprobación en las próximas semanas, se incluyeron inversiones que ya estaban aseguradas hasta por US$2.000 millones.

Dentro de esas inversiones comprometidas lo que se hizo ahora fue dejar la opción para que uno o más gobiernos puedan participar con recursos a modo de préstamo hasta US$240 millones.

Antes, en la propuesta anterior, se requerían recursos de parte de gobiernos por hasta US$370 millones.

En caso de que el Gobierno de Colombia decida no prestar los recursos, la empresa, de todos modos, seguirá avanzando en su proceso de conseguir recursos dentro del plan de financiamiento, pero podría ser más difícil seguir en el proceso. El paso que sigue ahora es que el juez de Nueva York tome la decisión de aceptar o no el plan propuesto.

Como se sabe, el pasado 11 de septiembre un Tribunal en Colombia ordenó suspender el préstamo que el Gobierno había anunciado para Avianca.

En un comunicado, Avianca Holdings anunció hoy que ha obtenido compromisos, por un monto levemente superior a US$2.000 millones, para proveer financiación de Deudor en Posesión (DIP) a la compañía.

Asimismo, presentó una solicitud ante el Tribunal de Bancarrota de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York solicitando la aprobación de dicho financiamiento.

Anko van der Werff, presidente y CEO de Avianca Holdings, dijo que “asegurar estos compromisos de financiación es otro paso concreto en nuestro proceso de reorganización del Capítulo 11 y esperamos, en este sentido, la aprobación por parte del Tribunal de nuestra propuesta de financiamiento DIP”.

Dijo Avianca que se espera que la financiación DIP –incluido el refinanciamiento de préstamos preexistentes y financiamiento de ciertas adquisiciones– sea de aproximadamente US$2.000 millones, incluyendo un Tramo A Senior Garantizado de US$1.270 millones y un Tramo B subordinado de US$ 722 millones de dólares.

El financiamiento del DIP incluye aproximadamente US$1.217 millones de recursos frescos, distribuidos US$881 millones en el Tramo A y US$336 millones en el Tramo B.

Valora Analitik había anticipado el pasado 30 de agosto que el Gobierno de Colombia –en caso de hacer el desembolso- sería prioridad en los pagos de todos los acreedores y prestamistas.

El 28 de agosto de 2020, como parte de la sindicación del Tramo A del DIP, la compañía celebró un Acuerdo de Apoyo a la Reestructuración (Restructuring Support Agreement, o RSA) con un Grupo Ad Hoc de tenedores que representan la mayoría de los bonos senior de Avianca garantizados con vencimiento al 2023.

Ellos proporcionarán US$290 millones de recursos frescos (incluidos US$63 millones de financiamiento puente) y refinanciarán, en el Tramo A, US$220 millones de sus bonos pre-existentes.

Uno de los detalles más importantes del anuncio de hoy es que, del total de los recursos frescos del Tramo A (en el que se encuentra la oferta de recursos del Gobierno de Colombia), unos US$240 millones fueron estructurados como un financiamiento puente o backstop, para así “permitir la eventual participación de uno o más gobiernos en el financiamiento DIP”.

En el caso del préstamo DIP del Tramo B –por un total de US$722 millones– se compone de fondos provistos por financistas preexistentes de Avianca, incluyendo a Kingsland Holdings S.A. y a United Airlines, además de ciertos prestamistas externos.

El Tramo B consiste en US$336 millones de nuevos recursos, y en la refinanciación de aproximadamente US$386 millones de deuda convertible garantizada previamente emitida en diciembre de 2019 y enero de 2020.

Destacó la empresa que el préstamo DIP está garantizado por un conjunto de activos estratégicos (incluyendo las participaciones de Avianca en LifeMiles y en su subsidiaria de carga, sus marcas relevantes y sus cuentas de efectivo).

Ambos tramos están garantizados proporcionalmente por un gravamen sobre todas las garantías disponibles, con el Tramo B subordinado en derecho de repago al Tramo A.

Y resaltó que “el conjunto de garantías para el financiamiento DIP se incrementó sustancialmente de conformidad con los acuerdos previamente anunciados por Avianca”.

El financiamiento está sujeto a la aprobación del Tribunal, cuya audiencia de aprobación está programada para el cinco de octubre de 2020, entre otras condiciones requeridas.

Seabury Securities LLC se desempeña como banca de inversión y asesor financiero de Avianca. Goldman Sachs Lending Partners LLC y JPMorgan Chase Bank, N.A. se desempeñan como coordinadores principales y colocadores (Bookrunners) de los préstamos DIP del Tramo A. Milbank LLP se desempeña como asesor legal.