LA PAPAYA

LA PAPAYA

El protagonista de nuestra preparación será la papaya. Además de tener vitaminas de los grupos A, B y C, es rica en papaína, una enzima muy útil para aliviar las dificultades digestivas y de tránsito intestinal. 

EL SALVADO DE AVENA

EL SALVADO DE AVENA

Nuestro segundo ingrediente será la avena. Los beta-glucanos que contiene nos ayudan a sentirnos saciados. Asimismo, al entrar en contacto con el agua, estas fibras se transforman en un gel que hace al bolo fecal más grande y viscoso, lo que se traduce en que nuestro organismo absorberá una menor cantidad de las sustancias presentes en este bolo, entre ellas glucosa y colesterol. Es por ello que el consumo regular de avena se relaciona directamente con una disminución en la formación de placas de grasas, causantes de enfermedades cardiovasculares.

LA LINAZA

LA LINAZA

Por último, pero no por ello menos importante, la linaza: una semilla que acelera el metabolismo y promueve la quema de grasa. Pero sus efectos se extienden más allá, pues también regula la presión arterial y reduce las tasas de triglicéridos y ácido úrico.

PREPARACIÓN

PREPARACIÓN

Necesitaremos:

  • 1/2 taza de papaya picada.
  • 3 cucharadas de salvado de avena.
  • 1 cucharada de linaza.
  • 1 cucharada de miel ecológica (opcional).

Introdúcelo todo en la licuadora y tómalo inmediatamente, preferiblemente sustituyendo al café del desayuno, durante un mes entero. Los resultados no se harán esperar.